JÓVENES DE LA CUASIPARROQUIA REALIZAN CONVIVENCIA


Diócesis de Penonomé / Panamá
Jóvenes confirmando

JÓVENES DE LA CUASIPARROQUIA REALIZAN CONVIVENCIA

Con el LEMA LA VALENTÍA DE ARRIESGAR POR LA PROMESA DE DIOS, se realizó la convivencia vocacional mixta para jóvenes confirmandos en la Cuasiparroquia Nuestra Señora de Lourdes de Vista Hermosa de Penonomé.
El psicólogo Marvin Hernández inicio el programa con una guía muy útil para que los jóvenes decidan su vocación en la vida llamada S.M.A.R.T. como ayuda para organizar sus metas de forma objetiva y cronológica.
Fray Rafael Noriega, en su participación, explicó que el llamado es un misterio y como todo misterio tiene que descubrirse de forma personal: "hay que ser valiente para arriesgarse" por lo que el primer paso es ir, No quedarse como aquellos que dicen: "yo quería ser pero me dio miedo y me quedé con las ganas por el miedo al rechazo". El fruto de la valentía es arriesgarse y no quedarse dando vueltas en el asunto.
El miedo, prosiguió fray Rafael, es parte de nosotros por eso hay que arriesgarse, Dios utiliza diversos medios para el llamado, nos comparte entró a la vida religiosa atraído por una joven en su juventud y después captó el llamado del Señor.
El sacerdocio es un fin definitivo recalcó y que nosotros no podemos ser una sociedad dormida, que todas las cosas nos las den; hay cosas mucho más importantes que estar cómodos, debemos preguntar y preguntar.
Nos aclara que él vino a la vida religiosa para ser feliz, sirviendo en medio de aciertos y desaciertos, se sacrifica dejando familia y país cortando el cordón umbilical: sí para cosas malas tenemos valentía, con mucha más razón debemos tenerla para metas buenas, para ser responsables, la Confirmación es un acto de valentía.
Los esposos Jaén Lezcano, de la Pastoral de la Familia, nos compartieron que el matrimonio es una vocación de sacrificio que no es doloroso.
Nos cuenta la señora Lezcano, que luego de educar a sus hijos volvió a estudiar por un segundo universitario a los 46 años y sirvió de ejemplo para sus dos hijos.
Si antes del matrimonio hay compromiso y cariño de ambos no habrá violencia en el hogar hay que ir conociéndose y poder decir gustoso: "yo quiero estar contigo para el resto de mi vida", con fidelidad y confianza.
Por su parte el señor Jaén, nos relató que de joven uno quiere hacer y tener, el matrimonio es una transición del "Yo" al "nosotros"; disfrutar de la familia y de los hijos hasta en los detalles más pequeños. Integrar tu vida anterior a tu nueva vida y construir. No puede ser de un momento a otro, deben tratarse planes y plazos.
Por último Sor María Cristina Martínez, nos aconseja preguntarnos a cada momento "Qué quiere Dios que yo realice?" , hacerlo con confianza para comunicarnos también con los demás.
Durante su testimonio de vida religiosa, muy impactante,nos comparte que lo que la inspira para seguir sembrando pese a los problemas es estar a los pies de Cristo
Durante el convivió se realizaron dinámicas con los jóvenes así como un segmento de preguntas y respuestas.



Lo más visto